Una de las primeras decisiones que toman quienes quieren hacer reformas de sus baños en Gijón es la de instalar una mampara en la ducha o la bañera y deshacerse para siempre de las cortinas de baño. Una decisión llena de lógica pues, hay que reconocerlo, las mamparas son mucho más cómodas, limpias y estéticas que las antiguas cortinas. La mayoría de quienes todavía tienen en su casa cortinas en la ducha reconocen que, cada mañana, al salir de la ducha, tienen que pasar la fregona para recoger toda el agua que hay por el suelo.

Sin embargo quienes tras hacer obras de reformas de sus baños en Gijón comprueban día tras día que ni una sola gota de agua sale de la ducha. Algunos de nuestros clientes, una vez que han comenzado a usar las mamparas, reconocen que les resultaba muy incómodo que las cortinas se les pegaran al cuerpo al moverse dentro de la ducha para recoger el jabón. La mampara no es que te dé plena libertad de movimientos, pero no se te queda pegada a la espalda.

¿Y lo fácil que se limpian? El mismo producto que utilizamos para limpiar los azulejos nos sirve también para limpiar la mampara, sin frotar, sin esfuerzos. Pero si hay alguna ventaja en la que coincidan todos los usuarios, esa es, sin duda, la estética. Puedes encontrar mamparas de todos los colores, con dibujos o grabados más o menos traslúcidos… Existen, incluso, mamparas en las que puedes hacer estampar tus propias imágenes, dibujos o mensajes y todas, absolutamente todas, aportando luminosidad y amplitud hasta en los espacios más reducidos.

Así que, si quieres transformar tu cuarto de baño, no dudes en ponerte en contacto con Villaverde Soluciones Integrales y pedirnos presupuesto sin ningún compromiso.