Cuando vayas a contratar los servicios de una empresa de reformas de cocinas en Gijón, procura realizar previamente un plano en el que contemples todas las particularidades del espacio con el que cuentas. Dependiendo de la superficie y de la disposición de los metros cuadrados, te convendrá colocar los muebles de una manera u otra. Es importante también que tengas en mente el concepto de triángulo funcional, porque de la adecuada disposición de las zonas de trabajo dependerá que tus tareas en la cocina se hagan más llevaderas y que la productividad aumente.

Dibuja un plano de tu cocina y llévalo a la empresa de reformas de cocinas en Gijón con la que vayas a contar para que lleven a cabo los trabajos. Haz un  croquis en el que tengas claro dónde vas a colocar cada elemento. Recuerda que entre la zona de almacenamiento, la zona de preparación y limpieza y la de cocción debe formarse un triángulo imaginario cuyos lados deben medir entre 1,2 y 2,7 metros.

Tal vez dispongas de una cocina de reducidas dimensiones y con forma alargada, lo cual te impedirá colocar los muebles con esta distribución, ya que para aprovechar mejor los espacios es recomendable montarlos en línea ocupando una de las dos paredes con mayor longitud. También es posible que se interponga un muro de contención o cualquier otro elemento que haga imposible dibujar este triángulo funcional, en cuyo caso debes pensar en una disposición que te haga el trabajo lo más cómodo posible.

A la hora de reformar tu cocina es importante que tengas este concepto muy claro, pues puede que debas colocar desagües, tuberías, enchufes o llaves de paso en función de esta distribución. No dejes ningún cabo suelto y contacta con Villaverde Soluciones Integrales. Nuestros profesionales pondrán a tu disposición su experiencia para tratar de sacar el mayor partido a tu cocina.